Saltar al contenido
AmantesDeVinos

Y llegó el día: el vino argentino declarado bebida nacional

vino bebida nacional

El día 3 de agosto, se anunció en un Boletín Oficial Nacional, la declaración de la Ley que reconoce al vino como Bebida Nacional de los argentinos. Muchos amantes del vino lo reclamaban, las razones y motivos sobran, Argentina lo demostraba hace tiempo y de varias formas; y ése día llegó.

Sus Orígenes y Proyección de la Bebida Nacional, el Vino.

La Argentina comienza produciendo vinos, allá por 1556, y hoy es el mayor productor de vino de América Latina. Según las estadísticas, se encuentra entre los primeros cinco países productores vitivinícolas a nivel mundial, posicionándose también entre los primeros exportadores.

Se calcula que los argentinos beben unos 50 litros de vino promedio por persona, en el año: una buena comidita argentina no es tal, sin descorchar una botella de tinto, acompañar los pescados con un buen blanco o la botella de la variedad que más nos guste con el asado. Todo indica que es la bebida predilecta desde la Quiaca a Tierra del Fuego, dejando atrás a los aperitivos y a la cerveza.

Junto con este crecimiento, arranco el turismo enológico en el país, impulsando la movida en todas las provincias vitivinícolas por excelencia: las cuyanas: San Juan, La Rioja, Mendoza y Catamarca, y en noroeste, Salta. Lo que significó un crecimiento en el rubro hotelero, en agencias de viajes y en la economía regional en general. A la par las provincias del centro: Córdoba, Santa Fe, Entre Río y Buenos Aires, junto a las de la cabecera patagónica: Neuquén, Río Negro y Chubut, pusieron más empeño en el desarrollo de sus vinos, obteniendo productos únicos y jóvenes, lo que les dio un reconocimiento que va en aumento, a ojos de los principales empresarios de la rama, y de los mejores y más exigentes enólogos locales e internacionales.

Por todo esto, y para impulsar más aun el desarrollo de la economía regional vinculada a la vitivinicultura, la declaración del vino como Bebida Oficial Argentina, es un premio y reconocimiento para todos aquellos que aman el vino, trabajaron, y lo continúan haciendo, persiguiendo una mejor calidad y un mayor nivel a los ojos del mundo.
Los fieles seguidores del vino tienen otro muy buen motivo pueden alzar las copas y brindar: con y por la Bebida Nacional Argentina.