Saltar al contenido
AmantesDeVinos

Vinos ecológicos: elaborados con métodos biodinámicos

En la actualidad además de los tradicionales métodos de elaboración de vinos, como lo es el que da lugar al famoso vino patero, como así también los métodos industriales, que producen el mayor porcentaje de vino que hoy consumimos, surgen nuevos métodos.

Métodos para producir vino que tienen una perspectiva ecológica, así encontramos los vinos biodinámicos, de los que voy a ocuparme ahora.

¿Qué es lo que hace que un vino reciba la denominación de biodinámico? En principio, podemos decir que se denominan así por estar elaborados con uvas que son cultivadas por medio de prácticas ecológicas.

A este tipo de prácticas se las denomina agricultura biodinámica o vitivinicultura biodinámica. En este tipo de procesos, las vides no son tratadas con ningún tipo de químico, esto les confiere un sabor más intenso y genuino.

El utilizar métodos biodinámicos para la elaboración de vinos, permite crear un producto más saludable para los consumidores y que a su vez protege el medio ambiente.

La agricultura biodinámica tiene como objetivo principal conocer y controlar los ciclos biológicos de los cultivos. Si este objetivo se cumple con éxito, el resultado es un uso eficiente de los recursos que forman un agro-ecosistema y de los nutrientes de los que se dispongan.

Para llevar a cabo la fertilización de este tipo de cultivos biodinámicos, se utiliza materia orgánica: estiércol, abono orgánico y otros fertilizantes denominados verdes o biodinámicos por su base orgánica.

Esto se denomina fertilización orgánica-biodinámica y sirve para reforzar los nutrientes de cada cultivo, como así también protegerlos de enfermedades y plagas posibles.

Todo el concepto que envuelve a los vinos denominados biodinámicos, está dado por la noción de armonía entre los ciclos biológicos, la tierra y las vides, que se degusta finalmente, en un vino de gran calidad.

La producción de vinos biodinámicos y la difusión de su consumo bogan por tomar conciencia de nuestra salud y del cuidado del medio ambiente.

 

Agricultura biodinámica: el origen

Las bases de la agricultura biodinámica estuvieron dadas por un investigador que colaboró en el desarrollo de distintas actividades como la arquitectura, la medicina, la economía, la religión, la agricultura, las artes , la economía y la ciencia.

Su nombre era Rudolf Steiner nacido en el año 1861 y ausente a partir del año 1925. A los principios que este investigador aportó al mundo se los denominó antroposofía, término que significa sabiduría del ser humano.
Las primeras bodegas de Argentina que presentaron vinos producidos biodinámicamente al mercado, fueron las Bodegas Krontiras. Para sus dueños fue una ardua tarea porque se vieron en el proyecto de no sólo implementar los métodos sino también capacitar al personal que los acompañaría. Esta bodega se especializa en la producción de vinos Malbec.

Las Bodegas Kronteras han logrado la certificación orgánica de Argencert, organismo que certifica prácticas orgánicas en el país. Asimismo, la bodega posee la certificación biodinámica de Demeter, organismo alemán que se encarga de evaluar las bodegas que llevan adelante este tipo de emprendimientos.

Otra de las bodegas que produce vinos biodinámicos en Argentina es la Bodega Colomé, situada en la provincia de Mendoza donde el suelo y el clima favorecen este tipo de cultivo.