Saltar al contenido
AmantesDeVinos

Vinos con fermentación natural: Vinos secos

Como es sabido según las variedades de cepas que se combinen en la elaboración del vino el resultado es distinto, así se producen vinos tintos, blancos y rosados.

Asimismo, dentro de cada variedad y según su método de producción los vinos se pueden clasificar en secos, semi secos y dulces. Esta denominación dependerá del tipo de fermentación que se aplique entre otras cuestiones relativas a la conjugación de cepas, guarda y métodos de producción.

 

Vinos con fermentación natural: Vinos secos

Entre las diferentes variedades de vino que se encuentran en el mercado están aquellas que debido a su bajo contenido de azúcar residual se denominan secos. Estos vinos poseen 1% de azúcar, el porcentaje más bajo de azúcar que puede presentar un vino.

Los vinos secos son elaborados principalmente con un gran porcentaje de cepas como Pinot Noir, Chardonnay, Burdeo,  Merlot, Sauvignon Blanc, Borgoña, Cabernet Sauvignon y Riesling. En el mercado podemos encontrar gran variedad de vinos secos, entre ellos rosados, blancos y tintos.

A su vez, dentro de los vinos llamados secos están los vinos semi secos, que poseen un porcentaje mayor de azúcar que los secos, aproximadamente entre 5 y 15 grs por litro.

 

¿Qué es lo que hace a un vino seco?

Lo que determina que un vino resulte seco o no se relaciona con su proceso de fermentación. Para elaborar un vino seco se debe respetar el proceso de fermentación sin cortes, es decir la fermentación natural, esto permite que todo el azúcar contenido en las uvas se convierta en alcohol. De esta manera el porcentaje de azúcar residual es casi nulo y es lo que le confiere al vino su sabor seco característico.

 

Maridaje con vinos secos

Como sabemos cada tipo de vino según su aroma y sabor combina a la perfección con comidas a base de distintos ingredientes, a esto se lo denomina maridaje.

En el caso de los vinos secos según la variedad con la que se haya producido marida en mayor o menor medida con cada comida, aquí les dejo algunas recomendaciones para lograr un maridaje exitoso.

En el caso del vino seco elaborado con Chardonnay marida perfectamente con pescado, cerdo, aves, conejo y ternera. Por otra parte, es ideal como ingrediente en salsas a base de crema de leche.

El vino seco Chenin Blanc marida también con preparaciones que contienen carne de ave, cerdo y pescado, pero especialmente con comidas a base de pollo y mariscos.

El Cabernet Sauvignon es muy recomendado para acompañar carne de animales silvestres, asimismo se fusiona muy bien con carne de cerdo, cordero y con las pastas.

Si buscan acompañar comidas muy condimentadas como lo son la comida hindú y mexicana, por ejemplo, el vino seco ideal es el  Gewürztraminer.

Por su parte, el Sauvignon Blanc igualmente marida muy bien con comidas especiadas y, asimismo, con elaboraciones a base de verduras y salsas hechas con oliva.

El vino seco Pinot Noir marida muy bien con quesos, mariscos y carnes de caza.

Si la variedad de vino seco es el Riesling el maridaje se produce exitosamente con carnes blancas, mariscos, pescados y queso de cabra.