Saltar al contenido
AmantesDeVinos

Vino mexicano: un poco de historia

Como en la mayoría de los países latinoamericanos muchas de las costumbres o productos que hoy conocemos son el resultado de la llegada de los colonizadores.

Y no es México un país exento de este hecho, ya que si bien las culturas del lugar conocían métodos de elaborar alcohol con diferentes frutos, el cultivo de la vid comienza con la llegada de los españoles a la zona.

Y como sucedió en muchas de las zonas de Latinoamérica la tradición del cultivo de la vid estuvo dada por la acción de los misioneros, es decir, por aquellos monjes que llegaban a los países con el fin de evangelizar al pueblo aborigen.

De esta manera fueron probando las variedades que mejor se adaptaban y mejorando la manera de cultivarlas, para lograr un vino de mejor calidad. Esto, fue a causa de que las uvas silvestres del lugar no poseían las propiedades adecuadas para elaborar un vino de calidad.

La zona que mayor porcentaje de cultivos tuvo por esa época fue lo que hoy conocemos como México D. F. y, desde ese epicentro comenzó a expandirse el mercado a otras regiones.

Un dato curioso es que en el año 1524 por orden de Hernán Cortés, cada colono español tenía la obligación de sembrar un total de mil pies de vid por cada 100 aborígenes que estuvieran a su servicio. Por otra parte, cada navío que llegara a México desde España tenía la obligación de trasladar vides y olivos con el fin de acrecentar la producción en el lugar.

Gracias a estas medidas más el compromiso de la gente, el vino producido en México por esos años fue alcanzando rápidamente una gran calidad.

En el año 1595 un fuerte decreto emitido por Felipe II oscureció el futuro del vino que se producía en México. Debido a la gran calidad alcanzada por la producción vitivinícola de México, las exportaciones de vino desde España ya no eran tan frecuentes, lo que debilitó en parte al mercado.

Por este motivo, Felipe II decretó que se exterminaran todas las plantaciones de vides de México, denominado por entonces, Nueva España. Aunque esto no tuvo un mayor impacto.

El fracaso de lo impulsado por Felipe II tuvo que ver con que por una parte, el territorio ocupado era demasiado extenso y no contaban con la cantidad de soldados como para controlar y concretar la orden.

Asimismo, la otra sublevación estuvo por parte de los monjes, quienes fundamentaban que el vino era primordial para las ceremonias.

De esta manera la producción vitivinícola en México siguió su curso y progreso a través de los años, hasta contar en la actualidad con vinos de excelente calidad.

 

¿Cuál fue la primera empresa vitivinícola mexicana?

La primera empresa vitivinícola de México se llamó Hacienda de San Lorenzo, conocida actualmente como Casa Madero. Que no sólo es la bodega más antigua de México, sino también de toda Latinoamérica.

Su fundación contempló un viaje a España por parte de Don Lorenzo García, un colono del Valle de Parras. Quien se presentó frente a Felipe II con el requerimiento de una dote de tierras, para producir vino y brandy. De esta manera el 18 de Agosto del año 1597 quedó formalmente fundada la bodega en cuestión.