Saltar al contenido
AmantesDeVinos

Noticia inusual e interesante: Descubren una Bodega en Israel, de las más antiguas.

bodega en israel

Desde luego que ingresar al mundo de los vinos es una forma más que seductora de reconocer características, historias, potencialidades, sabores y demás cuestiones, relativas a la milenaria bebida. En esta oportunidad, vale compartir una noticia interesante, inusual, respecto de la cultura que nos ocupa –la de los amantes del vino-: descubrieron en Israel una de las bodegas de vino más antigua del mundo.

La presente noticia ha recorrido periódicos y portales web de todo el mundo, y da cuenta de una bodega en la que se reservaban y conservaban vinos hace más de 3.700 años. En el anexo del lugar, un bello y antiguo salón de fiestas muestra cómo se vivía en aquellos tiempos remotos una lógica de la celebración similar a la actual, en la que el vino y la posibilidad de compartir un rato agradable junto a nuestros pares,  estaban emparentados.

De que se Trata este Descubrimiento de esta Bodega en Israel?

El hallazgo ocurrió en las ruinas de la ciudad de Tel Kabri, localidad que se encuentra ubicada al norte de Israel. Fue allí, mientras los arqueólogos excavaban en el palacio de los gobernadores que realizaron el hallazgo en lo que representa un verdadero avance en términos históricos y culturales. Se cree que Tel Kabri desapareció producto de un terremoto, pero por lo visto las características de la zona que permiten reconocer allí una antigua bodega aún perduran.

Innumerables vasijas, comenzaron a aparecer en medio de la excavación y las sospechas de que se trataba de una bodega –dada la antigüedad de la bebida– comenzaban a crecer. En un área de 5 metros por 8, se estima que la capacidad de recepción del antiguo lugar superaba cómodamente los 2.ooo litros. En las jarras que fueron encontrándose, se realizaron estudios y se analizaron las paredes de los recipientes, motivo por el cual se descubrió que lo que había allí era una antigua bodega.

Una verdadera rareza. Ya el descubrimiento representa un hito para la historia de la producción de vinos de todo el mundo. Al mismo tiempo, se suma una rareza al descubrimiento y es que el mismo, permitió analizar los residuos orgánicos  de la zona y de esa manera se arribó a la conclusión de que en la antigüedad, se agregaban determinados sabores a la producción. Entre ellos, se destacaban la miel, la menta, la canela, y nos permiten así imaginarnos aunque sea un poco, el paladar propio de la época. En ese sentido, los científicos confían en que por medio de nuevos estudios, se puede reconstruir la receta original de aquellos antiguos vinos.