Saltar al contenido
AmantesDeVinos

Retsina: un tradicional vino griego

De extensa tradición vitivinícola Grecia nos dio, con sus ánforas decoradas representando la cosecha de la vid, las primeras referencias de la elaboración de vino en el mundo.

Y, asimismo, les debemos en gran medida a los soldados griegos la producción actual de ciertas regiones. Ellos fueron quienes esparcieron a su paso por las distintas regiones la tradición vitivinícola.

Estos peregrinos llevaban semillas que fueron cultivadas, luego cosechadas y, finalmente, transformadas en vino. Así surgieron vides y se comenzó a producir vino en distintos lugares.

En Grecia se cultivan más de 300 variedades de cepas autóctonas. Un gran porcentaje de ellas se utiliza para la producción de vinos, otro tanto, es comercializado como pasas de uva.

Este gran caudal de cepas permite que se elaboren en el país diversos tipos de vino, aunque la mayor producción es de vino blanco.

Dentro da la gran diversidad de vinos griegos, existe uno que representa al país en el mundo y fue fruto de una costumbre para cerrar herméticamente las ánforas de barro en las que se guardaba el vino en otros tiempos.
El Retsina

En la tierra de los dioses se elabora uno de los vinos de mayor antigüedad del mundo. Un vino de un sabor muy particular que es en sí mismo un signo de tradición.

Desde hace 3000 años se produce en Grecia el Retsina, un vino griego aromatizado que puede ser blanco o rosado. Antiguamente, se acostumbraba a sellar las ánforas de vino con resina y yeso para evitar que ingresara el oxígeno y resultara un vino agrio.

El sellado con resina le agregaba algo extra al vino que yacía en el recipiente, un aroma resinado que enriquecía a la bebida. Por este motivo, quienes elaboraban el vino convirtieron el accidente en costumbre.

De esta manera, y luego de un tiempo, se comenzó a elaborar el vino con el agregado de resina de pino, pinus halepensis. Así surgió uno de los vinos más característicos de Grecia, el Retsina o vino resinado.

Actualmente, el Retsina se produce en todo Grecia, siendo Attika y Eubea las regiones de donde proviene el Retsina de mayor calidad. Este vino obtuvo la Denominación de Origen Protegida y la Denominación Tradicional de Grecia, lo que le brinda exclusividad en su elaboración con fines comerciales.

Una de las bodegas que elabora un Retsina de gran calidad es Kourtakis situada en la región de Attika, una empresa griega de larga tradición vitivinícola. Esta bodega utiliza la variedad Savatiano para su elaboración.

Están invitados a encontrarse con uno de los sabores más antiguos del mundo proveniente de la cultura griega, sabor, cuerpo y aroma que denotan una tradición vitivinícola de miles de años.

Seleccionen dentro de las opciones que se encuentran en el país, generalmente en locales especializados, o las que se pueden encargar vía online.

Obtengan su Retsina para degustar y, de alguna manera, viajar en el tiempo a través del mundo de aromas y sabores que nos regala. Recuerden que es uno de los vinos de mayor antigüedad que les puede brindar en su sabor la carga de una tradición de larga data.