Saltar al contenido
AmantesDeVinos

Regiones vitivinícolas del mundo: países productores de vinos

produccion vitivinicola en el mundo

Se sabe que la bebida no puede ser producida en cualquier lugar ya que se necesitan ciertas condiciones climáticas y geográficas que lo permitan. Aquí expondremos algunos de los lugares más reconocidos en dónde se produce vino a lo largo y a lo ancho del planeta.

Las dos franjas de mayor producción se hayan situadas geográficamente entre los grados 30 y 50 por encima del ecuador, y entre los grados 30 y 50 por debajo del mismo.  Tradicionalmente, los productores de vino de mejor calidad se encontraban en la zona norte, y los países que basaban sus economías –entre otras actividades- en la producción vitivinícola eran mayormente asiáticos, europeos, del norte de África y del norte de América.  En la actualidad, la franja sur ha recuperado terreno y también se emplaza como una región productora, por lo que se suman a la lista países como Australia, Sudáfrica, y algunos de América del Sur.

Como dijimos, no cualquier sitio es un lugar  propicio para la producción tanto de la vid como del vino, razón por la cual estos lugares tienen algunas características que le son particulares. La forma en que las condiciones geográficas y climáticas afectan a los viñedos es crucial. Generalmente son lugares con determinado nivel de temperatura, cuentan con precipitaciones acordes a las necesidades de la planta y tanto la humedad como el viento colaboran en la producción.

Por su versatilidad, la vid puede desarrollarse en plenitud tanto en zonas más o menos frías que posean lluvias moderadas, como en lugares mediterráneos donde se reconocen precipitaciones invernales, altas temperaturas y brisas marítimas moderadas.

El suelo de estas regiones es asimismo importante y de igual forma que ocurre con el clima, los hay de las más diversas características. Suelos ácidos, alcalinos, aluviales, arcillosos, arenosos, calcáreos, todos son de igual forma propicios para la producción vitivinícola. Al mismo tiempo, todos tienen una característica común y está dada por su capacidad de drenaje. Lo que se modifica en definitiva serán las características del producto, ya que un suelo pedregoso genera vinos ligeros y perfumados, mientras que un suelo arcilloso produce vinos más sólidos.

Si bien la historia de la producción vitivinícola mundial configura al viejo continente como el primer productor de vinos, hoy en día también es la región de América del Sur una franja importante respecto de esta rama de la economía, desarrollando un entramado cultural con fuerte arraigo en la región.