Saltar al contenido
AmantesDeVinos

Vino para Elaborar Comidas. Cual Debemos Elegir

vino para elaborar comidas

Es muy común dentro de la gastronomía la elaboración de comidas, entre ellas postres y salsas, que llevan en su preparación un ingrediente que les otorga un toque de distinción realzando su sabor.

Me refiero a las elaboraciones que llevan vino como ingrediente. ¿Quién no ha probado un exquisito bizcochuelo con un sabor dulzón y fuerte que nos remite a una bebida a base de uvas, o degustado una sabrosa salsa que despliega densidad y buen aroma? .

El vino además de ser una bebida más que presente en los distintos momentos de celebración, acompañarnos a diario en la mesa y amalgamarse de la mejor manera con los distintos platos que servimos, es también útil en la elaboración de ciertas recetas.

Utilizar el vino como ingrediente en distintas  preparaciones es toda una tradición. El vino posee la propiedad de aglutinar, macerar y caramelizar los ingredientes de las distintas recetas.

El vino actúa sobre los jugos que se forman con la cocción de la comida ayudando a formar una salsa compacta y densa. Y, en el caso de los postres y bizcochuelos, les otorga un sabor intenso, humedad y aglutina los componentes de la receta. Y si lo utilizamos para las carnes, es ideal para macerarlas.

Si sienten deseos de experimentar con recetas que lleven vino entre sus ingredientes, es importante que tomen en cuenta cuáles son los vinos adecuados para esto. Ya que no cualquier vino tiene la densidad o el sabor adecuado para amalgamarse con los determinados ingredientes con que se elabore la comida. Por esto, aquí les traigo algunas opciones que les serán de utilidad al momento de preparar alguna receta que contenga esta bebida ancestral.

Veamos cual Vino para Elaborar Comidas es Recomendable

Dentro de los vinos más utilizados para preparar comidas, se encuentra el oporto o jerez como así también, distintos vinos tintos y blancos.

En el caso de que estén buscando preparar salsas que posean carnes rojas dentro de sus ingredientes, lo ideal será utilizar un vino tinto joven. Este vino posee un sabor en el que se destacan las frutas, esto le aportará a la preparación un sabor más intenso. Elegir este vino para tal función, por otra parte, es conveniente, porque es un vino que presenta un valor más económico que un tinto de reserva o de crianza.

Por otra parte, si lo que desean es complementar una preparación a base de pescado lo más conveniente es adquirir un vino blanco. Preferentemente vinos de mesa, de elaboración sencilla y de aquellos que presenten un sabor preferentemente dulzón.

Asimismo, al momento de preparar una salsa que acompañe mariscos será muy útil buscar vinos blancos secos como el jerez seco o un amontillado.

Si decidimos hacer una receta a base de carnes asadas y nuestro objetivo es lograr un fuerte y claro contraste  entre los sabores, debemos conseguir vinos dulces como el oporto, el Madeira o el Marsala. En estos casos, el vino es el ingrediente encargado del marinado, convirtiéndose en un aliado ideal para la preparación de carnes de caza.

Finalmente, le toca el turno a los postres y  bizcochuelos,  lo más adecuado es elegir un vino oporto, asimismo, vinos dulces o vinos de cava. Si van a realizar frutas cocidas en vino, lo más adecuado es utilizar un vino tinto de crianza, aquí el vino es el elemento aglutinador.

Espero haberlos motivado y  guiado en cuanto a la preparación de recetas que lleven vino entre sus ingredientes y se sientan tentados  a preparar algún platillo de éstos, recuerden que elegir el correcto les asegurará el éxito en sus comidas y el deleite de los comensales.