Saltar al contenido
AmantesDeVinos

La esencia del vino

un poco de historia sobre el vino

El vino nos remite ineludiblemente a su materia prima, su esencia. En ese trayecto, no podemos dejar pasar por alto que la esencia de las cosas algo tiene que ver con su historia. En el presente artículo invitamos a todos los amantes del vino, a reconocer algunos datos históricos en relación a la uva y al mismo tiempo entender a la misma como fruto de la vid.

Hablar de la uva nos remite a uno de los cultivos más antiguos utilizados por el hombre para su producción y consumo y es por eso que su historia nos invita a pensar eso de que lo viejo vaya o no perdiendo vigencia. ¿Qué es el vino, sino una de las bebidas más consumidas en la actualidad? ¿No es acaso una bebida que se deduce –entre otros componentes- de la uva? ¿No es la uva el fruto de la vid? Hay que entender que el comienzo del cultivo de la vid para nuestra civilización, es contemporáneo a la gestación de la misma.

Al continente americano, la uva fue traída por los españoles y se cree que el primero en cultivar la vid fue Hernando de Montenegro en la ciudad de Lima, allá por el año 1549. Igualmente, hay algunas discrepancias frente a esta postura, existen quienes desconocen esta mirada y plantean nombres, años y ciudades alternativas. Es interesante la historia de la planta, la vid, ya que al ser un árbol leñoso puede vivir muchísimos años y en la actualidad hay sitios donde existen especies milenarias.

La uva, desde luego que se comercializa pero lo que aquí nos interesa es su utilización para la producción de vino. Es el propio jugo del fruto aquel que se utiliza para la producción de la mencionada bebida. Asimismo, existen unas mil variedades de uvas que se comercializan en todo el mundo y un porcentaje muy alto de estas es susceptible de ser utilizado para la producción vitivinícola.

Cabe decir que la bebida se extrae de la fermentación alcohólica del mosto o zumo de la uva y es de esta fermentación de dónde se obtiene el vino. Aproximadamente un 66 % de las uvas de todo el mundo pueden ser utilizadas para producir vino en serie.
Será preciso agregar que Australia, Sudáfrica, Europa y América se encuentran en la actualidad como los principales polos productores de Uva.

“Se debe mirar a los vinos como se mira una bella mujer”. Propongo respetarlo de igual forma, y hacer lo mismo con la uva y con la vid.