Saltar al contenido
AmantesDeVinos

Santillana del Mar, donde lo medieval se vive

santillana del mar

Santillana del Mar es una ciudad pintoresca en Cantabria, España. Es famosa por su arquitectura medieval, mientras que el área alrededor de Santillana del Mar posee a su vez hay huellas de algunos de los primeros habitantes de las cuevas de Altamira –a 2km de la ciudad-, pobladas hace miles de años. Pero lo que se aprecia de Santillana del Mar es la villa medieval en el centro, con una belleza apasionante, de calles serpenteantes empedradas y edificios de piedra arenisca. Un sitio especial para descansar, y admirar las maravillas que la historia nos dejó.

 

Festival Medieval en Santillana del Mar

Hace un tiempo hablábamos de Gijón y la Ruta de la Sidra. Pues, Santillana del Mar es parte de Cantabria, y también le ofrece la experiencia de la Ruta de la Sidra y el Ritual de la Sidra, combinadas con propuestas de índole medieval. Es el Mercado Medieval, un evento durante el mes de junio que propone actividades que el amante del medio evo sabrá apreciar: desde adornos tradicionales hasta trovadores, teatro callejero y torneos; este festival lo tiene todo.

Las calles se envuelven en el decorado que ambienta al festival y los puestos medievales toman protagonismo. Desde tradiciones artículos artesanales hasta talleres de oficios medievales, estas actividades han hecho del El Festival Medieval de Santillana del Mar en un referente, convocando a visitantes de todas partes en aquella bella escena de verano.

Pero veamos dos razones por las cuales Santillana del Mar es el lugar especial para este evento medieval. Son dos sitios relevantes. Uno de ellos es el Monasterio de Santa Juliana, que existe desde el siglo IX, punto pivote para la colegiata de Santa Juliana en el siglo XII, que es hoy día uno de los exponentes del arte romántico más grandes en Cantabria. En torno a la colegiata el pueblo de Santillana del Mar ha visto días de gran esplendor y riqueza.

A su vez, encontraremos a las torres de Merino y Don Borja, que constituyen dos de las construcciones civiles más antiguas de la zona. Ambas proveen de una belleza admirable al sitio y se destacan por su valor medieval –junto con una multiplicidad de palacios, como Barreda, Tagle y muchos otros-.

 

En este contexto, de seguro que tendrá posibilidad de deleitar el paladar con la pastelería tradicional de Santillana del Mar, donde las quesadillas y sobaos son los protagonistas. El primero tiene la consistencia de un pudín, siendo preparado con limón, es una especie de torta de queso que posee un sabor ligeramente dulce. Mientras que los sobaos –o sobao pasiego-, una producto de pastelería que se podría comparar con ciertas tortas a base de masa de pan. Por supuesto que el tradicional bizcocho cantábrico tendrá un lugar privilegiado entre ellos.

 

Sidra y Gastronomía en Santillana del Mar

Y qué mejor manera de disfrutar de este ambiente medieval y sus delicias pasteleras que con un buen “culín” de sidra. Recordamos que se le llamaba “culín” al vaso especial –conteniendo la medida perfecta- donde se sirve la sidra en su método tradicional: donde un experto la vierte desde lo alto mientras sostiene el “culín” en lo bajo, haciendo que la sidra burbujee y obtenga su exquisito sabor. De esto saben bien los especialistas, estableciendo la presencia de la sidra en Cantabria desde principios del siglo IX. En esos entonces se conocía esta bebida en conventos –e inclusive como pago de impuestos-, convirtiéndose en un importante complemento de la economía agraria de la zona.

Sidreria "Irigoien Herrero" de Astigarraga
Sidreria “Irigoien Herrero” de Astigarraga

Hoy día, en Cantabria se producen alrededor de 25 mil litros anuales, muchos de los cuales son de producción artesanal y se los puede encontrar tanto en el Festival Medieval como en los restoranes de Santillana del Mar. La sidra es muy especial para la tradición del lugar, ya que se establece como una bebida que abre a la camaradería, siendo éste su rasgo distintivo y parte del Ritual de la Sidra. Es por ello que los productores locales han creado algo como una suerte de fraternidad, en el espíritu de la tradición que significa la sidra misma.

 

Alojamiento en Santillana del Mar

Visitar Santillana del Mar de seguro será una experiencia sin igual, donde la tradición, la sidra, el paisaje y la gastronomía serán sus aliados. Pero sabemos que necesitará un aliado más: alojamiento. Conseguir hotel en Santillana del Mar será sencillo, pero sabemos que lo que usted quiere es conseguir un hotel que posee las características que usted desea.

Afortunadamente, en Santillana del Mar hay alojamiento de sobra, ya que la misma es una localidad turística por excelencia, siempre dispuesta a recibir a cualquier turista de cualquier lugar del mundo. De todas maneras recomendamos reservar su hospedaje con tiempo, para no sufrir ningún sobresalto.

¡Santillana del Mar los espera!