Saltar al contenido
AmantesDeVinos

El enoturismo. Una alternativa interesante para quienes aman el turismo y los vinos

El enoturismo puede ser llamado también turismo enológico. A grandes rasgos, está destinado a fortalecer la receptividad de las zonas vitivinícolas potenciando su capacidad para recibir visitantes o turistas. La degustación de vinos y la visita a bodegas y zonas productoras, son algunas de las actividades más populares que propone la presente rama comercial del turismo.

Sin dudas, el flujo comercial y económico en relación a la producción de vinos ha ido en aumento y esto se da fundamentalmente por un proceso extenso de profesionalización en la producción de varietales. Las inversiones en industria hacen que las mismas sean cada vez más sofisticadas y acto seguido, que la rama de la economía crezca a paso firme. En ese marco, el turismo aparece como una alternativa saludable para todos los amantes de vinos.

De esta manera, un sinfín de lugares o zonas productivas relacionadas con la vitivinicultura potencian su capacidad de recepción para alojar a visitantes de todo el mundo que van en busca de visitas guiadas orientadas a la degustación de varietales. No sólo la calidad de los vinos es importante entonces, también lo es la forma en que son presentados los mismos y las distintas posibilidades de reconocer el proceso productivo en su totalidad. Los amantes del turismo, también encuentran entonces un  lugar en el mundo de los vinos, obteniendo la posibilidad de viajar y conocer lugares al tiempo que degustar los más finos varietales. Sin dudas que si se encuentra lejos de estos lugares, podrá adquirir paquetes de viajes para visitar innumerables lugares turísticos a la tierra del vino. Hay lugares que de un tiempo a esta parte han potenciado fuertemente su capacidad receptiva y por ende en ellos, el enoturismo ha crecido de forma considerable.

La Argentina, por ejemplo, reconoce zonas inmejorables para la actividad enoturística como pueden ser Mendoza o San Juan, Salta y otras regiones conocidas, que ven un incremento de su capacidad económica producto de esta actividad. La famosísima “ruta del vino” invita a conocer lugares de Argentina en los que la producción vitivinícola es muy importante para la economía regional.  De igual forma Chile, en el continente americano, parece ser una región productora por excelencia y en la que el enoturismo comienza a ser una actividad ampliamente reconocida.

De esta manera presentamos una actividad que ha ido ganando popularidad como es la del turismo en relación a la producción de vinos. La producción de varietales ha crecido a paso firme en el último tiempo y de la mano de esta actividad, también lo hizo el turismo enológico.