Saltar al contenido
AmantesDeVinos

¿Degustación es igual a Cata?

Aunque comúnmente los términos cata y degustación se suelen utilizar indistintamente o como sinónimo, a los hechos formales cada uno de ellos se refiere a actos diferenciados por la formalidad. Actos que se encuadran en diferentes contextos y que, por lo tanto, se ven sometidos  a menores o mayores requisitos de evaluación.

Entonces ¿cuál es la diferencia entre cata y degustación?. En primer lugar, la degustación es el acto informal de apreciar la calidad de un vino a través de los sentidos. Una degustación es posible hacerla en la presentación de un vino como así también en una reunión íntima.

La cata por su parte, encierra el mismo acto de apreciación, pero requiere de personas especializadas, profesionales que participan en concursos de vino, eventos totalmente formales en los que se juzga a determinado producto de la industria vitivinícola. Y debido a su carácter formal, la cata consta de tres etapas en las que el vino es evaluado.

Asimismo, existen cuatro tipos de cata.

En cuanto a las etapas de la cata, éstas se dividen en un primer análisis visual, seguidamente se procede a un análisis de los aromas y, por último, se realiza el análisis relativo a las sensaciones en boca.

Y respecto a los cuatro tipos de cata existentes encontramos la cata comparativa, la misma se realiza comparando vinos de distinta procedencia. Por otra parte, la cata a ciegas, es la que se realiza ocultando los datos del vino, presentes generalmente en la etiqueta. Luego, se encuentra la cata vertical, en donde se comparan botellas del  mismo vino procedentes de diferentes añadas. Por último, tenemos la cata varietal en donde se comparan vinos elaborados con la misma variedad de uva.

Si bien la cata tiene ciertos parámetros, básicamente se trata de la apreciación subjetiva que realiza el catador en cuestión, quien para definir el resultado de su evaluación del vino utilizará un vocablo propio de la cata.

Por otra parte, hay elementos que deben formar parte de una cata para realizarla correctamente. Será necesario contar con tres tipos de copas, un vaso para agua, una botella  de agua, un recipiente para escupir, una lámpara y un plato con pan.

En cuanto a la elección de las copas es requerido que sean copas de cristal fino en toda su estructura, incoloras, lisas, y deben tener un tamaño importante. Esto se debe a la necesidad de que el catador pueda introducir su nariz en la misma, que el vino servido en ella pueda girarse sin ser derramado y para poder ser sostenida con comodidad por parte del catador.

Más allá que cada uno de los actos, tanto la degustación como la cata se basan en los mismos principios, se diferencian por ciertas reglas, que en el caso de la segunda son requeridas respecto a los contextos en donde se realiza.

Pero más allá de eso, se dice que una buena degustación toma en cuenta las principales reglas de la cata que se refieren principalmente a los pasos para evaluar la bebida alcohólica en cuestión.

Espero que este pequeño resumen sobre el significado de dos términos tan usados, les haya sido útil para su próxima reunión donde el protagonista sea el vino.