Saltar al contenido
AmantesDeVinos

¿Con que vinos acompañar platos de pollo y pavo?

¡Qué ricos y sabrosos son los platos preparados con pavo, pavita cortada en rebanadas y el pollo a la parrilla o al horno! Por cierto, estas carnes blancas y más aun el pollo son las que más se preparan y se comparten con familia y amigos, los fines de semana. La cuestión es saber muy bien qué tipo de vino se debe comprar para acompañar a estas tan exquisitas aves.

En cuanto al apetitoso pavo que se suele preparar en grandes ocasiones, y sobre todo para las fiestas de fin de año, nada mejor que escoger un excelente vino como lo es el Merlot o bien un Shiraz cuyos precios sin bien no son económicos no tienen desperdicios, y la comida resulta todo un éxito pues el sabor es único.

Al pavo también se lo puede acompañar por vinos bien dulces como es el caso del Cranbery Sauce, claro que esto dependerá de  los gustos de cada uno, aunque en general así como para los pescados se eligen vinos secos, para las aves son los dulces los que mejor armonizan en cuanto a sabores.

El vino francés  Viognier es ideal para todo tipo de carne blanca puesto que no es en absoluto ácido y contiene como tantos otros, esos sabores a frutas y flores que lo hacen exquisitos. No dejar fuera la posibilidad de una buena botella de Riesling.

Al igual que sucede con los pescados, actualmente con las canes blancas también se puede escoger un vino rosado de excelente calidad como lo es el tradicional Malbec. Si lo desean, una alternativa más exquisita aun,  es acompañar estas aves con una champaña brut, con un vino espumoso o un prosseco también brut.

Como siempre, antes de comprar el vino habrá que revisar bien los condimentos que contienen un pollo o pavo dentro, o con qué van a estar acompañados y así  optar por el mejor vino. Para el pollo el Sancerre resulta estupendo como también el famoso Chardonnay Blanc o bien un Pinot Grigio.

Para el pollo preparado a la parrilla,  nada mejor que un Pinot Noir, o  un buen vino español de los tantos que hay en el mercado. Pues en cuestión de carnes blancas, el vino puede ser también tinto pero no fuerte ni agrio por lo cual su calidad debe ser muy buena. Otra alternativa es el Sangiovese, y algo que hará que todos queden maravillados, será colocar a la mesa un incomparable Beaujoulois. El precio sigue siendo alto pero el acontecimiento de degustar un buen plato hace que valga la pena gastar unos pesos de más.

El Cabernet como el Albariño que contienen tanto sabor a fruta  que son la elección perfecta a la hora de comer un pavo  en navidad por ejemplo. También los tempranillos tanto dulces como amargos, resultan deliciosos al paladar cuando de carnes blancas se habla.

Si como se dijo antes, se  va a optar por los vinos espumosos, éstos deberán ser bien dulzones para contrarrestar el gusto de la carne blanca.  Como de costumbre será necesario saber bien cómo estará elaborado el plato para finalmente escoger el vino más adecuado al mismo.