Saltar al contenido
AmantesDeVinos

¿Cómo elegir el vino para la fiesta de casamiento?

Organizar una fiesta de casamiento es una tarea ardua que lleva un buen tiempo, anterior al día clave. Hoy en día existen especialistas que se encargan de cada detalle, los famosos wedding planners.

Pero si son de aquellos que organizan los eventos a la vieja usanza, es decir, por sí mismos con la colaboración de familiares y amigos, hay un buen número de cosas que hay que tener en cuenta.

Entre los aspectos que hay que cuidar se encuentra el de la bebida, y al tener una lista de invitados extensa, probablemente les parezca casi imposible poder cubrir lo relativo a la bebida con exactitud.

Surgirán preguntas como ¿cuál es la medida de bebida estimada por persona?, ¿qué tipo de vino se debe ofrecer?, ¿es necesario servir más de una opción?.

Todas preguntas que si bien en un principio, seguramente, los enloquezcan, con paciencia, una libreta en mano y un lápiz se pueden responder en cuestión de segundos con un éxito asegurado.

Sólo se trata de tomar en cuenta determinados aspectos que giran en torno a la bebida, la comida, los invitados, la época del año en que se realiza la fiesta y demás cuestiones.

Primeramente, debemos tener en cuenta un cálculo general que es el de una botella de bebida por persona. Cubriendo con un porcentaje de 50 % de Champagne, 30% de vino tinto y 20% de vino blanco. Esto como regla general.

En segundo lugar, debemos considerar la época del año en que se realiza la fiesta. Si será en época estival lo ideal es incrementar el porcentaje de bebida por persona en un 20% aproximadamente.

Por otra parte, si serviremos champagne sólo para el brindis, se reduce su porcentaje a un 15% y se aumenta el del vino tinto a un 50% y a un 35% el de vino blanco.

Ahora bien, en el caso de decidir servir champagne durante toda la cena, las proporciones vuelven a modificarse en función de esto, 50% de vino tinto, 15% de vino blanco y 35%de champagne.

Otro punto fundamental para la elección del vino es saber cuál será el menú en cada parte de la cena. De acuerdo a esto, se realiza la elección del vino para acompañar cada plato. Esto se denomina maridaje, se busca que el vino elegido logre un equilibrio perfecto con los sabores de la comida a acompañar.

De esta manera, sí como plato principal serviremos carnes rojas el vino tinto será el elegido. En caso de servir aves, la elección correcta estará entre los vinos blancos. Si se sirven pescados y mariscos los vinos blancos maridan perfectamente. Y a la hora del postre lo ideal son los espumantes, ya sea que se sirvan postres helados, a base de frutas o bizcochuelo.

Ya ven que fácilmente pueden resolver un cálculo que a primera vista parece indescifrable. Es sólo cuestión de sentarse tranquilos y con paciencia hacer cuentas que resolverán rápidamente la cantidad y tipo de bebida necesaria.

Recuerden que una de las claves de una fiesta exitosa es lo que se sirve a los invitados, es común escuchar quejas de todo tipo luego de una fiesta, sobre todo respecto a la comida y a la bebida. Por este motivo, organizar cuidadosamente la bebida en relación a los platos a servir, es primordial para dejar un buen recuerdo de nuestra fiesta de casamiento.