Los Amaichas: vino de producción aborigen

Desde el año 2013 se lleva adelante en la provincia de Salta, Argentina, un proyecto que involucra una antigua tradición y a un grupo de aborígenes. Se trata de un proyecto que contempla la producción de vinos de manera artesanal por parte de una comunidad aborigen.

Lo interesante de este proyecto es que se utiliza un método de producción denominado economía solidaria, asimismo, la producción será la primera en Sudamérica elaborada por un pueblo originario.

Este proyecto ha procurado desde el principio un trabajo en conjunto. Las cepas con las que los vinos son elaborados, provienen de distintas familias de la zona que se encargan de cultivarlas.

 

Los Amaichas: vino de producción aborigen

La bodega se ubica en Amaicha del Valle y está construida con una técnica ancestral llamada pircado, se trata de muros levantados con piedras. Situada estratégicamente, desde el camino que por allí pasa se ve la construcción que resulta atractiva despertando la curiosidad de los visitantes.

Los Amaichas es un proyecto comunitario que busca la inclusión de una comunidad aborigen en la economía del país. Asimismo, el proyecto contempla la inclusión de la bodega en la Ruta del Vino y la inclusión de las producciones artesanales de la comunidad aborigen.

El cacique de la comunidad Eduardo Nieva cuenta que el proyecto involucra en todo su proceso a integrantes de la comunidad aborigen. Por otra parte, deja en claro que las producciones carecen de tratamientos con productos químicos.

Cuentan con un total de 25 hectáreas donde se cultivan cepas Merlot, Cabernet Sauvignon y Malbec. Cada integrante del proyecto se encarga de cultivar y facilitar un porcentaje de su cultivo, mientras que el cultivo restante puede utilizarlo para la elaboración de vino patero y su posterior comercialización.

Otro dato de importancia es que el proyecto forma parte de uno aún mayor que se denomina Sumaj Kawsai, cuyo significado es El Buen Vivir. Esta iniciativa busca solucionar problemas sociales y políticos de la comunidad. Se intenta integrarlos, solucionar los problemas de agua potable que tiene la comunidad y solucionar la estabilidad económica de la comunidad, entre otros temas.

La ecología y el cuidado del medio ambiente es otro punto que cubre El Buen Vivir, ya que se intenta reforestar la zona. Ya han comenzado reforestando parte de la región con una plantación de algarrobos.

En cuanto a la inversión para llevar adelante el proyecto, la comunidad Amaicha firmó un convenio con la COVIAR (Corporación Vitivinícola Argentina). Este convenio le otorgó a la comunidad una suma de 80.000 dólares para llevar a cabo el proyecto.

Esta inversión tenía como fin ser utilizada para obras de infraestructura de riego tecnificado y para la compra de equipos prediales. Esta infraestructura de riego permitirá proveer de agua a viñedos y bodega.

Por otra parte, la financiación contempla la perforación de un pozo que permita abastecer de riego por goteo y aspersión a los productores de la zona.

Es un proyecto por demás interesante y el primero que incluye a una comunidad aborigen en conjunto con el gobierno en Sudamérica. Realmente será interesante apreciar sus producciones y, por qué no, llegar al lugar a conocer las instalaciones.