Variedades de vino tinto: diferencias entre cada unas de ellas

variedades vino tinto

Las variedades de vino están dadas según las cepas que formen parte de su elaboración. Las variedades pueden ser el resultado de una sola cepa o de de la combinación de dos o más. Ya que muchas, cultivadas desde hace años son el resultado de una cruza.

Dentro de las diversas variedades, sólo vamos a ocuparnos de algunas, ya que las cepas tintas son muy numerosas y cada una de ellas posee diferencias que realmente las identifican en su sabor, cuerpo y color.

Dentro de las cepas tintas encontramos, entre otras, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Tempranillo, Syrah, Malbec, Bonarda y Pinot Noir. En este caso vamos a ocuparnos de las anteriormente nombradas.

  • La variedad Cabernet Sauvignon es una cepa originaria de Burdeos, Francia. Esta variedad se originó en Francia durante el Siglo XVII y es el resultado de la cruza de dos variedades, el Cabernet Franc y el Sauvignon Blanc. El Cabernet Sauvignon goza de excelente fama en la viticultura. Esto se debe a que es un varietal que posee la característica de adaptarse a diferentes terrenos y climas. Por otra parte, presenta bayas de piel extremadamente gruesa, esta característica le permite resistir heladas, y no sucumbe a la descomposición. Por estas particularidades se encuentra en todos los países productores de vino y se la reconoce como la reina de las cepas tintas.
  • La segunda cepa de la que vamos a hablar es Cabernet Franc, esta variedad también es originaria de la zona de Burdeos en Francia. Se encontraba en el Valle de Loire y sus primeros cultivos se remontan a fines del siglo XVIII. Su piel es fina y es una variedad muy resistente a los climas fríos, por lo que su cultivo da muy buenos resultados en zonas que presenten este tipo de clima.
  • La siguiente variedad de la que hablaremos es el Tempranillo. La misma hace referencia con su nombre a la característica principal que posee, la de ser una variedad apta para la maduración temprana. Es una de las uvas más cultivadas en España.
  • Syrah hay versiones que lo sitúan en Persia como su lugar de origen y se cree que luego fue llevado a Francia en manos de los cruzados. Otras versiones lo sitúan como originario de Francia. También se lo suele denominar Shiraz, haciendo referencia a una región de Persia, debido a su supuesto origen. Su grano es color negro azulado y presenta una película fina y resistente. Es de un cultivo extenso y es ideal para cultivar en zonas cálidas y que presentan altas temperaturas.
  • La variedad Malbec es originaria del Valle de Cahors en Francia, desde donde fue llevada hacia Burdeos el año 1775 por el Señor Malbeck, cuyo apellido le diera origen a su denominación. Es una variedad muy cultivada en la Argentina, y los cultivos de este país han sido ganadores de numerosos premios de nivel internacional. Esta variedad llegó a la Argentina en el año 1868 y su primer cultivo se realizó en la provincia de Mendoza.
  • La variedad Bonarda es una uva de origen italiano, más específicamente de la zona de Piemonte. Llegó a la Argentina a fines del siglo XIX de mano de los inmigrantes italianos. Es, en este país, la segunda variedad más cultivada luego del Malbec. Requiere ser cultivada en climas templados a cálidos.
  • Y por último, la Pinot Noir, es una cepa de origen Francés, específicamente de Borgoña. Esta variedad no posee una buena adaptación a todo tipo de clima, por lo que es necesario cultivarla en zonas de clima frío.

Hay mucho más por conocer sobre las cepas tintas y sus combinaciones, este fue sólo el comienzo, para que tengamos una idea mayor de los vinos y el origen de sus exquisitos sabores.