Tips para producir vino en forma casera

Tips para producir vino en forma casera

Tips para producir vino en forma casera

Tips para producir vino en forma casera. Recetas.

 

El vino es una deliciosa bebida alcohólica ampliamente consumida y portadora de innumerables propiedades beneficiosas para nuestra salud. La sofisticación de su producción hace importante atender a los detalles, cuestiones que parecieran no cobrar importancia en su elaboración pero que sin duda son trascendentes a la hora de su degustación final en lo que tiene que ver con la calidad del producto. Esa importancia no sólo tiene que ver con la producción industrial de vino y también será interesante analizarla aquí, cuando veamos la mejor manera de preparar vino casero.

 

En primer lugar, para lograr un vino casero de calidad deberemos seleccionar las que a nuestro criterio son las mejores uvas. Desde luego que previo a esto es imprescindible decidir qué variedad de vino pretendemos producir, para seleccionar las uvas en función de esas elección. Sabrá el lector/a que existen muchas variedades y de la misma dependerá el sabor del producto que logremos.

 

Seleccionadas las uvas, se procederá a su pisado y el mismo se hará sin quitar la piel de la fruta. La forma tradicional de realizar esta actividad era con los pies –de ahí el famoso nombre del “vino patero”- aunque en la actualidad pueden utilizarse prensas o determinados dispositivos que sirven para la extracción del jugo de uva y la consecuente producción del vino casero.

 

La fermentación del vino es el paso siguiente al pisado, y debe realizarse sin retirar ninguno de los restos que han quedado luego de la trituración de la uva. Utilizando un recipiente metálico introduciremos allí todo el jugo de uva, el cual reposará allí unos días. Caben aquí recordar dos cosas: por un lado, el recipiente deberá quedar abierto para que se produzca la fermentación y por otro, se estipula un tiempo de espera de dos días por cada cien litros de zumo de uva.

 

El filtrado del vino es el paso siguiente, y también su puesta en práctica debe ser minuciosa. Utilizar un filtro ancho puede servirnos en una primera instancia, aunque luego de ello deberemos ser más celosos de las impurezas y realizar tareas de filtrado más acabadas. Inclusive, hay quienes realizan este paso valiéndose de un filtro de tela, dispositivo que elimina todas y cada una de las impurezas que pueda llegar a reconocer la bebida.

 

Por último, vale la pena rescatar aquí la importancia del macerado. Realizados todos los pasos previos para la producción de vino casero, es preciso macerar el mismo y obtener así un producto artesanal de alta calidad. Para lograrlo, deberás volcar nuevamente la bebida en el recipiente, cerrándolo esta vez. Si el vino reposa allí unos 30 días, alojado en un lugar fresco y sin variaciones de temperatura, ya estarás listo/a para consumir un delicioso  vino casero.  

 

La temperatura

Esta es una dimensión importante y es preciso tenerla en cuenta al momento de la fermentación. Si nos encontramos produciendo vino blanco no podremos olvidar que el zumo permanezca siempre a menos de 20 grados centígrados, siendo esta temperatura de 30 grados cuando nos encontramos elaborando vino casero tinto.

Si perdemos de vista esta cuestión, podemos desperdiciar todo nuestro zumo de uva en el proceso de elaboración.

Acerca de Ismael Naput 23 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*